KWS
   
 

Secado

La semilla debe ser secada lentamente, a bajas temperaturas (aproximadamente 38°C); este es un paso crítico para mantener una alta calidad.
 
En nuestra planta contamos con secadores de ciclo invertido que aseguran un secado óptimo. Cuando la humedad de la semilla baja a 12% se procede a descargar los secadores desde donde las mazorcas pasaran al proceso de desgranado.
 

 
KWS