KWS
   
 

Selección de híbridos

Este método se desarrolló en los EEUU en 1918. KWS utiliza este sistema de selección desde los años 50, para la obtención de variedades de maíz y remolacha.

 

Se aprovecha el efecto de la heterosis o vigor híbrido: El cruzamiento de dos líneas puras origina una descendencia con características superiores a los padres.

En la producción de líneas puras y sus cruzamientos, se intenta buscar variedades que acumulen, tanto como sea posible, las características deseadas para las condiciones de cultivo en cada caso.

Desde los años 60 se trabaja intensamente en la obtención de híbridos de remolacha. Hoy en día prácticamente todas las variedades de remolacha azucarera tienen este origen.

 


 
KWS