KWS
   
 




Patógeno:

Peronospora farinosa

Síntomas:
Forma una capa gris en la parte axial de la hoja. Las hojas afectadas se curvan hacia abajo, se engrosan, se observa clorosis en la parte axial de la hoja y el centro se deseca. Las hojas afectadas se retrasan en su crecimiento.

Biología del patógeno:
La enfermedad se ve estimulada en condiciones ambientales húmedas y frías (alta humedad ambiental y temperaturas entre 10 y 17ºC) La aparición ocurre temprano en la primavera y/o en el otoño. La contaminación puede provenir del suelo o ser arrastrada por lluvias y se desarrolla en forma sistémica en la planta.
El hongo suele atacar los cotiledones o el primer par de hojas verdaderas. Una invasión de las hojas jóvenes resulta en un crecimiento de roseta, con hojas pequeñas, engrosadas, cloróticas y de bordes enrollados.

Relevancia económica:
La enfermedad no es común en cultivos industriales. Daños relevantes se pueden presentar en semilleros de remolacha. Las plantas afectadas mueren o no producen semillas (son estériles, o bien, producen semilla de mala calidad). -

Control:
Generalmente no es necesario, salvo en el caso de semilleros de remolacha.


 
KWS