KWS
   
 

Preparación de semilla

Durante la primera etapa de preparación, la semilla es clasificada con cribas en varios calibres distintos en una instalación informatizada.
 

Después se someten las distintas fracciones (calibres) a un pulido individual para quitar parte del pericarpo (cubierta lignificada de la semilla) que contiene sustancias que inhiben la germinación y para volver la semilla más esférica.


zr__aufbereitung_1

Una combinación de equipos de viento y mesas asimétricas permiten separar los glomérulos vacíos y aquellos con germen defectuoso, ya que sólo una semilla pulida de manera óptima y con un germen completamente desarrollado puede ser garantía de una buena nascencia en el campo (incluso bajo condiciones medioambientales difíciles). Radiografías regulares que proporcionan informaciones específicas sobre glomérulos y gérmenes de cada lote de semilla completan el proceso de preparación y selección.


zr__aufbereitung_2
 

Los datos de 700 parámetros distintos de la instalación de preparación altamente automatizada y computarizada son registrados en fichas que permiten optimizar la preparación en un sistema autodidáctico. Al final de este proceso, queda sólo alrededor de un 20 % de las cantidades cosechadas, pero este 20 % son glomérulos cien por ciento llenos y con un germen bien desarrollado – la mejor condición para una buena nascencia en el campo en la primavera siguiente.

Después de haber terminado el proceso de preparación, se analizan todas las fracciones en cuanto a su capacidad germinativa y vigor, se las clasifica otra vez y pueden continuar en las siguientes etapas de preparación.

 

 

 
KWS